domingo, diciembre 07, 2008

Engañar a la luz

Hace ya 10 años, por estas fechas, mi hermano me devolvió un favor. Y quiso devolverlo de una manera especial. El favor tomo entonces la forma de una cámara reflex. El día que uno fotografía con uno de estos juguetes, ya no quiere hacer fotos con una cámara compacta nunca más. Con las cámaras compactas puedes controlar ciertos aspectos de la exposición, pero apenas nada. Sin embargo, con una cámara reflex tú decides cómo quieres tomar la foto: cuánto tiempo estará abierto el obturador, cuánto se abrirá el diafragma, nikonF70.Lqué parte vas a enfocar (profundidad de campo)... Y los efectos que quieres conseguir: que el objeto quede desenfocado, o no, que la luz deje trazas. Si encima tienes objetivos intercambiables, también controlas lo que te acercas, la fracción del mundo que quieres captar.

 

Hace cuatro años, durante un viaje a Gerona, el motor de arrastre (el mecanismo que hace avanzar la película al siguiente fotograma), decidió no cumplir con su cometido. Por desgracia, noté el fallo cuando, después de haber visto que llevaba 11 fotos tomadas y hacer otras 11 más, el contador de fotos integrado en la cámara seguía indicando 11 fotos. El fallo también implicaba que todas las fotos que había hecho hasta entonces no podían recuperarse: el motor de arrastre también es el responsable de rebobinar la película.

El servicio técnico de Nikon no es muy conocido por su tiempo de respuesta, y ya habían salido nuevos modelos. Y la reparación era especialmente cara y... El caso es que el tiempo pasó y la cámara fue quedando relegada al olvido.

Sin embargo hace más o menos un mes las circunstancias me ofrecieron la posibilidad de adquirir una nueva cámara reflex, y esta vez digital. Olvidé todo lo que me gustaba la fotografía, jugar con la luz, engañarla para que fuera donde yo quería... ¡Pero ahora ya tengo mi cámara nueva! Y estoy contentísimo, porque es una máquina magnífica. He desempolvado todos mis libros de fotografía y me los he leído de nuevo, recuperando y aprendiendo cosas.

Y como yo creo que es verdad eso que dicen que para ser el mejor antes hay que rodearse de los mejores, he decidido apuntarme al photowalk organizado por Ojo Digital. Su tema es la iluminación navideña de la ciudad, y la novedad en esta edición es que se realiza a la vez en un montón de ciudades de toda España. Dada la época del año (diciembre), el tema (adornos luminosos) y su duración (de 17:00 a 21:00 más o menos), queda claro que es un photowalk eminentemente nocturno, así que tocaba entrenarme un poco con condiciones de luz... cómo decirlo... precarias :-) Estas son algunas de las fotos que hice (estas y algunas más las subí a un álbum de Flickr):

3087271072_9f0bb2189a f8, 1/4s, 26mm
3087275992_6f56b9ca14 f5.6, 0,77s, 70mm
3086437045_6601020ed9 f25, 2s, 28mm
3086438251_542c34e705 f5.6, 1/13s, 200mm
3087277622_0ed0c92391 f11, 1/2s, 34 mm
3086439817_c0bf7950a6 f11, 2.5s, 18mm

4 comentarios:

Banyuken.es dijo...

Bueno, bueno, bueno, ya sé quién me va a dar la bienvenida al mundo de las cámaras Reflex cuando me decida...

Introspectre dijo...

@banyuken ¿Quién? jejeje ;-) Nah, en serio, cuando quieras te cuento lo poco que sé :-)

_Hackett dijo...

Son unas fotos geniales. Ojalá yo supiera hacer fotos así :(

Introspectre dijo...

@Hackett Te soy sincero: yo no soy ningún experto ni nada parecido. Las buenas ideas que puedo tener están prestadas de libros, ¡anímate! :)