viernes, octubre 03, 2008

El movimiento se demuestra andando

Raúl comenta en su blog lo difícil que lo tiene para explicar a sus potenciales clientes lo bueno que es:

Siempre he sido muy pudoroso. No es falsa modestia: creo que tengo algunos puntos fuertes relevantes (y tampoco tengo empacho en reconocer mis puntos débiles). Pero siempre me ha gustado que el movimiento se demuestre andando, que la gente descubra esos puntos fuertes al cabo del tiempo. El problema es que si quiero convencer a un potencial cliente, tengo que ser el que dé el primer paso para atraer su atención y conseguir que me dé la oportunidad de demostrar mi valía.

Me vi reflejado, y quise compartirlo (siempre encuentro más fácil señalar las palabras de otro que elegir las mías, tarea más ardua).

Vía Vida de un consultor

2 comentarios:

Consultor Anónimo dijo...

Realmente es complicado para quienes se sienten así: tenemos que vencer nuestra propia resistencia a vendernos. A mí se me llevan los demonios cada vez que veo gente a la que considero menos preparada pero que no tiene eso prejuicios abrirse muchas puertas...

Introspectre dijo...

@consultor Ciértamente es difícil, pero creo que al final lo que cuenta es que llegues a casa y estés satisfecho con lo que eres y con lo que haces... O eso quiero creer ;-)