jueves, octubre 23, 2008

Hola

Tan sencillo como eso: "Hola".

249941061_19c68a2def

"Hola" como tantas otras palabras, es gratis, y no tiene consecuencias especialmente negativas. Se puede decir en cualquier momento del día o de la noche. Decirlo es una muestra de respeto, un "sé que estás ahí". Si lo haces con una sonrisa, todavía mejor. Verás que levantarás las comisuras del receptor.

No decir hola porque piensas que tú, el emisor o emisora, estás por encima del receptor, te lleva a estar por debajo de él.

Y si eres el receptor, por favor, contesta. Reconoce que el otro también está ahí. Que un hola, además de un saludo, es una exigencia en su devolución.

Antes me cabreaba que no me contestaran. Luego decidí pagar con la misma moneda y no decirlo o no responder. Luego me di cuenta de que no me gustaba hacer eso mismo que criticaba. Luego decidí jugar y decir hola en el último momento, cuando mi víctima ya pensaba que se había librado de mi saludo, y le soltaba un sonoro y estentóreo "¡¡holaaaa!!".

Ahora, lo posteo.

Ais... No soy quién para dar lecciones de virtud, y aunque me sé poseedor de grandes defectos, eso no quita (y de hecho me permite) que sea capaz de ver los de los demás, en mayor o menor medida. Éste es una tontería, pero es que estoy en modo momento de furia.

 

Bonus: Fórmulas alternativas. "Hola", "Wenas", "Buenos días/tardes/noches", "Holaquétal", "Hei", "Jelou", "Jai", "Bóquépasa"... La lista es interminable. Aceptamos "levantar las cejas" como saludo si estás vag@.

El saludo plumil es de angelrravelor.

4 comentarios:

Evemary dijo...

HOLA

Introspectre dijo...

Hola, Evemary! Qué bueno verte por aquí! :-)

Banyuken.es dijo...

Buenas tardes.

Introspectre dijo...

¡@banyú! Pasa, pasa, estás en tu casa...