martes, octubre 21, 2008

Todos los días pasa algo

Es así.

Quizá lo que ha pasado hoy es lo mismo que lo que pasó ayer. Te levantaste, te fuiste al trabajo, trabajaste (o no), comiste, seguiste trabajando (o no), saliste del trabajo... A casa, algo de tele o radio o lectura... Cena... A la cama...

Y sin embargo cada día es distinto. Quizá sea sólo que no nos fijamos lo suficiente. Yo por mi parte he decidido hacer el esfuerzo y me fijaré en esas cosas pequeñas que hacen distinto un día de otro. Y empezaré hoy. Para hacerlo, voy a utilizar un viejo juego que olvidé, pero con una variante. El juego consistía en pensar en lo mejor y en lo peor del día. La variante es que voy a retomar mi teoría tantas veces vapuleada, esa que dice que no existe lo bueno y lo malo, sino lo bueno y lo mejor, y la voy a aplicar al juego.

La música también me acompaña. En todos y cada uno de mis días suena una canción. Unas me traen recuerdos alegres, otros son tristes, otros traen la nostalgia con ellas. Las hay que acompañan al buen ánimo, las que relajan, las que transmiten, y las que te disparan una descarga por la espalda. Traeré a mi blog la música que en algún momento del día me transmitió algo, fuera lo que fuese.

Lo bueno: El haberme quedado paralizado viendo una bronca sin motivo, o al menos, sin motivo para una bronca de esas características. Lo bueno es que supieron hacerme reaccionar.

Lo mejor: una frase inesperada de una persona que me está haciendo cambiar, sin que lo sepa. "¿Te vienes a fumar un cigarro conmigo?".

What else is there?
Röyksopp

2 comentarios:

Banyuken.es dijo...

Ve, pero no fumes, es una mierda.

Introspectre dijo...

@banyuken Descuida, no he fumado en mi vida y no voy a hacerlo ahora ;-) pero era la excusa que puso porque necesitaba hablar...